27 agosto, 2020 En Asistencia a Deudores

Tipos de Embargo

Si bien el embargo es uno sólo, éste tiene distintas formas de realizarse, la más conocida es aquella incómoda situación en que un receptor judicial visita el domicilio del deudor normalmente acompañado de carabineros, en donde además procede a anotar los bienes de valor que existan en el hogar, pero éste no es el único tipo embargo.

 

Es posible afirmar que cada tipo de embargo varía según el bien del que se trate, el Artículo 449 del Código de Procedimiento Civil señala que los bienes que pueden embargarse son:

1.Dinero

2.Bienes muebles (Visita del receptor al domicilio)

3.Inmuebles

4.Pensiones y Salarios

 

Tal como señalado anteriormente, el más conocido es el de los bienes muebles (la incómoda visita del receptor al domicilio), no obstante es importante que sepas que existen también otros tipos de embargo.

 

Embargo de Bienes Inmuebles

En éste caso un receptor judicial a solicitud de un banco, casa comercial o clínica, lo inscribe como gravamen en el Conservador de Bienes Raíces en que se encuentre inscrita la propiedad del deudor.

Una vez inscrito como EMBARGO en el registro de Hipotecas y Gravámenes, la propiedad ya no puede venderse ni cederse, quedando atrapada hasta que se pague la deuda o el inmueble sea rematado.

 

Embargo de Vehículos

Embargo

Es similar al embargo sobre bienes inmuebles, con la diferencia que su inscripción se hace en el Registro de Vehículos Motorizados del Registro Civil, así una vez inscrito el embargo ya no podrás transferir el dominio de tu vehículo.

 

Embargo de Dinero

Embargo

Se hace a través de un oficio (comunicación) enviado desde el tribunal al banco donde el deudor mantiene dinero, en el oficio se solicita al Banco titular de la cuenta retener los fondos adeudados para con eso saldar la deuda que se está demandando.

 

Embargo de Pensiones y Salarios

Se realizan de manera similar al del dinero conservado en una cuenta, con la diferencia de que en éstos casos, la comunicación es a la institución encargada de pagar una pensión o al empleador, y en el caso de las remuneraciones, éste embargo además sólo puede practicarse si el deudor como trabajador gana más de $1.600.000 (56 Unidades de Fomento según lo dispuesto en el Artículo 57 del Código del Trabajo). 

 

La buena noticia

Todos los tipos de embargo antes señalados se pueden evitar si se actúa a tiempo, por eso nuestro consejo es que si empiezas a recibir cartas de cobranza, correos e incluso una notificación judicial, te pongas en contacto con un abogado lo más pronto posible.

 

¡Advertencia!

Existen estudios de abogados y empresas de deudores que ante un cobro judicial o un embargo, ofrecen inmediatamente a la quiebra personal como la solución al problema de las deudas.

Nuestro consejo profesional es que consultes otras estrategias legales antes de recurrir a la quiebra, ésto debido a las grandes desventajas que trae aparejado un proceso de quiebra, si te interesa saber más al respecto, te invitamos a leer éste articulo.